Los 5 efectos del fin del patrón del oro

3
363
billete de 100 dolares

En este post me referiré a las consecuencias del fin del patrón del oro en 1971 tras la decisión de Nixon de acabar la libre convertibilidad entre el dolar y el oro.

Te recomiendo leer antes: El día en que todo cambio: el final del patrón del oro

1. Devaluación del dólar

En el momento en que el precio del oro ya no está ligado a una tasa fija, el dólar se devalúa de una manera muy importante frente al oro y la onza de oro pasa de costar 35 a 90 dólares. En los próximos 8 años, el dólar se continuaría depreciando frente al oro hasta alcanzar el precio de 455 en 1979. No nos olvidemos que en 2020 el oro inicia con un valor por onza de cerca de 1,600 dólares de manera que este es un proceso que continúa.

Gold Prices – 100 Year Historical Chart

2. El petróleo se convierte un refugio de valor

Nunca más el mundo volvería a tener energía a precios bajos, el “oro negro” se dispara de 3 a 15 dólares con la decisión de Nixon. Con la guerra de Yom Kippur y luego la revolución islámica en Irán, el petróleo terminaría la década cercana a los 30 dólares. Este cambio en términos porcentuales en 8 años fue de un 1,000%.

Crude Oil Prices – 70 Year Historical Chart Crude Oil Prices – 70 Year Historical Chart

3. Se desata la inflación

El escenario del alza de precio en el oro y el petróleo es replicado en todas las otras materias primas, creando un escenario de inflación por toda la economía que toco su pico en 1979 con una inflación pico de un 13.3%. Inflación alta con muy bajo crecimiento se conoce como estanflación, y eso fue lo que vivió Estados Unidos en los 70’s, una década que todos quisieran olvidar. Para acabar con esta inflación, tuvo que llegar el mismo Paul Volcker a la presidencia de la FED en el gobierno de Ronald Reagan y subir la tasa de interés hasta un máximo histórico de un 22% en 1980 para acabar los problemas inflacionarios. Esta estanflación, limitó el poder adquisitivo de los salarios del trabajador americano, los cuales hasta el día de hoy no recuperan el nivel que llegaron a tener en 1973, pero el resultado fue que al los salarios mantenerse congelados, la productividad de las empresas americanas explotó en la década de los 80’s. El beneficiario fue el mundo corporativo y no los empleados. Las reformas de Reagan y Thatcher dinamizaron rápidamente las economías de ambos países, con privatizaciones, limitaciones sindicales y apertura comercial.

Historical Inflation Rate by Year

4. Movimiento libre de capitales

Al acabarse el acuerdo de Bretton Woods, también se fueron todas las restricciones de movimiento de capital, que ya venían haciendo agua gracias al mercado euro-dólar que giraba alrededor de Londres y que hacía que los mismos bancos americanos hubiesen establecido sedes en Londres para poder participar en él. Así llegaron los Petro-dólares de los países exportadores de petróleo al mercado americano disparando las inversiones en toda clase de activos, que no existían en sus propios países. En palabras de Yanis Varoufakis, ex ministro de Grecia, “Los Estados Unidos se convirtió en la gran aspiradora de capital del mundo”. Con este capital externo es que ha financiado su nivel de consumo que es el que ha disparado el flujo de comercio internacional las ultimas cuatro décadas.

5. El privilegio exorbitante

Dolar : Deum et Regem: Dios y Rey

Este termino fue cuñado por el expresidente francés Valéry Giscard d’Estaing, presidente entre 1974 y 1981. El se refería a que la posición de los Estados Unidos era tan sólida y tan beneficiosa para ellos que era simplemente un privilegio exorbitante que ninguna nación jamás había tenido. Esto se traducía en que los Estados Unidos podía mantener un déficit fiscal y comercial, e igual iba recibir capital de todo el mundo para financiar estos déficits. De manera que los Estados Unidos podía llevar déficits con impunidad, pues nadie iba castigar a los Estados Unidos por razones obvias geopolíticas, pero también porque a nadie le convenía acabar el único mercado que podía absorber todo el exceso de capital del resto del mundo. Llevar déficits se volvió algo común en los Estados Unidos y ha demostrado que no tiene ninguna consecuencia que este crezca año tras año. Ya ni a los republicanos les importa el tema después de la era Bush- Obama- Trump.

https://www.usgovernmentspending.com/

el exceso de capital quería encontrar donde invertirse, y este lugar fue los Estados Unidos, país que ganó un privilegio de poder llevar déficits gemelos sin consecuencias

Conclusion

La conclusión de esta situación es que la decisión de Nixon, llevó a que los flujos de dinero en el mundo cambiaran de rumbo y todos se tuvieran que acomodar a los deseos de los Estados Unidos. También demostró que el exceso de capital quería encontrar donde invertirse, y este lugar fue los Estados Unidos, país que ganó un privilegio de poder llevar déficits gemelos sin consecuencias. Pero la lección principal es que el valor del dinero cambió. Cuando antes de 1971 se pensaba en divisas estables respaldadas en oro, después de esta fecha estas divisas eran respaldas por nada mas que sus gobiernos y bancos centrales, haciendo que el “valor” de estas dependiera de decisiones en muchos casos políticas. Así que el valor real que representaba el dinero, se desligó de un patrón de estabilidad como fue el patrón del oro, y entró en una era de inestabilidad en que el valor real encontró refugios alternativos como los commodities (materias primas), la propiedad raíz, los metales preciosos y semipreciosos, así como en los mercados financieros globales, tema de otros posts.

Si quieres entender como el mundo de las finanzas modernas nace en este momento, continúa leyendo.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here