YOLO trading life: “get rich or die tryin”

0
19
Reddit - Wall Street - Encontrario
Reddit - Wall Street - Encontrario

Hasta hace un par de días no entendía que era la YOLO trading life, esa que se traduce en “You Only Live Once”, solo vives una vez y que se convirtio en el grito de guerra del ejército de traders minoristas de Reddit.

Esta es la consigna y filosofía de riesgo de la generación de traders especuladores que tanto causa furor estos días con el tema de Reddit, WallStreetBets y GameStop.

El episodio de Game Stop

Este episodio que ha sido ampliamente documentado y es un parte aguas en la historia en el cual un grupo de inversionistas independientes, (llamados segmento minorista o retail, para diferenciarlo del institucional) generan un movimiento masivo deciden por medio de un foro en Reddit y el uso de un derivado financiero, las opciones, llevar a unas pérdidas billonarias a un fondo de cobertura (Hedge Fund) llamado Mervin Capital y su aliado el gigantesco Citadel. Lo que se conoce como un “Short squeeze”, es decir, poner en aprietos a quien está en posición corta.

Detrás de estos pequeños también hubo grandes ballenas como Elon Musk y otros que se descubrirán en las próximas semanas con cuentas pendientes por cobrar a los llamados “shorters”, o inversionistas en corto; por la manera en como él sintió que fue tratado TESLA por estos mismos “shorters”. Este heterogéneo grupo compuesto de pequeños especuladores, billonarios y otros interesados en jugar al casino han dado un golpe fuerte a los mercados, inflando una acción de una empresa de manera artificial con el objetivo de atrapar a quienes están en corto y haciéndoles asumir pérdidas billonarias.

gamestop GME stock
gamestop GME stock – encontrario

Los billonarios resentidos se han divertido, los pequeños inversionistas se han lucrado y han sentido que han ganado una batalla en una guerra que vienen perdiendo desde hace años, gracias a la constante manipulación de los grandes bancos, fondos y casas de bolsa. La historia de Flash Boys muestra como el retail viene siendo presa del uso de algoritmos de alta frecuencia de manera predatoria por parte de los grandes.

La historia no ha terminado y tiene la curiosidad de tener al senador Trumpista Ted Cruz y a Alexandra Ocasio-Cortez en la misma página diez días después de la posesión de Joe Biden a la presidencia.

Esta historia tiene varias partes:

La creación de un escenario de casino para los pequeños inversionistas retail

El diseño de lo que pasó se debe a la evolución de la industria de los brókeres o comisionistas que tiene el mérito de haber permitido que los pequeños inversionistas pudieran acceder a los productos de bolsa de una manera gratuita o de ultra bajas tasas, ofreciendo apalancamiento para derivados financieros, si, esos mismos que Warren Buffet llamó armas de destrucción masiva, y que fueron los causantes de la gran crisis de 2008 en la que el gobierno, salvo a los bancos y aseguradoras, y cuyos ejecutivos gracias a la generosidad de Obama, se terminaron pagando sus bonos multimillonarios aun con rescate con dinero público. Al contribuyente americano le quedó la cuenta en la deuda nacional, o mejor dicho se la endosaron a las próximas generaciones. Como muestra la película “The Big Short”, nadie pagó un solo día de cárcel.

Sobre estas historias había escrito los siguientes posts:

El surgimiento de los derivados financieros

Aventuras en el mundo de los derivados: la crisis del 2008

El actor principal de esto fue el bróker que inició el mundo de las comisiones 0%, Robin Hood, quien prometió “Trading para el pueblo”, propiedad en su mayoría del fondo de cobertura Citadel y a quien también le vendía su Order-Flow,  es decir su libro de pedidos de compra y venta.

 Este conflicto de interés hace que a quienes ponen órdenes de compra- venta, la información sea vendida a sus contrapartes quienes se hacen un mapa del mercado para posicionar sus robots de alta frecuencia y batir en velocidad a los pequeños desde su celular.

De alguna manera este es un sistema de atrapamiento perverso, en el cual la empresa con lo que trabajas realmente es propiedad de tu contraparte y usa tu información en tu contra. Pero eso no lo sabe todo el mundo, es un secreto sucio de la industria.

Las apps para celular volvieron el trading una cosa tan sencilla como jugar Candy-crush, creando una generación de adictos a la especulación con toda la claridad de que el cerebro humano es bastante mal diseñado para toma de decisiones financieras como lo explican Kahneman y Dan Ariely. Toda la artillería de Behavioural Economics fue utilizada para volver el trading, una actividad donde el 95% de las personas pierden su dinero en el nuevo videojuego de los millennials y centenials. Es muy difícil no volverse un trading junkie con un celular en las manos, viendo gráficos de vela de 5 minutos con XYZ líneas de tendencia trazadas por ahí.

En lo personal me ha sido mucho más fácil acceder a líneas de margen para especular en derivados como opciones y futuros que conseguir una tarjeta de crédito para mi sociedad inmobiliaria legalmente constituida, que paga impuestos y cuenta con activos y empleados reales. Esto dice mucho sobre la división que tiene Wall Street con Main Street. Hay dinero para cierta clase de negocios, pero para otros no, una asimetría completa que fomenta la especulación.

Merece el título de libro del año de Economía y Finanzas el libro de Jaime Rogozinski : WallstreetBets: How Boomers Made the Worlds Biggest Casino for Millenials.

Este libro cuenta con lujo de detalles como la mentalidad de casino se creó y desarrollo en un foro en Reddit llamado WallStreetBets.

El cambio de reglas de última hora para salvar a los grandes

La segunda parte de la historia va en el cambio de reglas de última hora que hicieron los brókeres cuando empezaron a limitar la compra y venta de estas acciones.

Dicen que la orden llego desde la Casa Blanca, intentando frenar esta ola por la presión y amistad con Wall Street. Desde Wall Street venían los gritos pidiendo volver ilegal esta clase de manipulación de mercado.

En ese momento, ya se empezó a formar una controversia política pues al inversionista retail le cambiaron sus condiciones a último momento cuando iba ganando la partida, impidiéndoles comprar más acciones y aumentar sus utilidades. La respuesta no se hizo esperar, pues el autoproclamado líder de los retail, Dave Portnoy (stoolpresidente en twitter), no se ahorró palabras en calificar como ladrones y bandidos a los CEO de Robin Hood y Citadel.

La rabia que tiene Portnoy es que a ellos les cambian las reglas, pero son las mismas que han utilizado los grandes Hedge Funds y shorters toda la vida. Entendieron que el sistema era asimétrico para ellos, donde con cara ganan los fondos el 95% de las veces, pero el día que cayó en sello, pues sencillamente no era posible y había que cambiar las reglas.

Esta pelea ya incluye demandas a los brókeres y el tema tiene pinta de ir al congreso, donde las facciones populistas como la de Trump y la de Ocasio-Cortez están unidos en defender a los débiles de los fuertes, lo que casa perfecto con sus propias plataformas políticas.

Amanecerá y veremos, pero no creo que se concrete ninguna revolución, ni que tampoco habrá un daño sistémico a Wall Street.

Esta es de las guerras que se pierden, pero que se celebra la victoria en una batalla épica.

La psicología de un mercado que se volvió irracional con el “gas de risa” monetario creado por el QE. El fin del descubrimiento de precios.

Mirando el episodio desde unos 10.000 pies, las cosas ya se ven diferente. El mercado es irracional porque ya no hay un cruce lógico entre compradores y vendedores. Ya no hay vendedores. Lo que se conoce como el mecanismo de descubrimiento de precios, ya no existe.

Lee: El problema del dólar

Y no existe por una condición artificial. El hecho de que Estados Unidos ha estado imprimiendo dólares de una manera desenfrenada hace que, por economía básica, oferta y demanda, tener efectivo en dólares sea un mal negocio. Los activos buenos se han revaluado y las clases de activos nuevos como el Bitcoin y otras criptomonedas hayan surgido en precio.

El economista Daniel Lacalle, llama esto, el efecto de risa monetario. Todo se infla de una manera extraordinaria y los precios de todos los activos se distorsionan, al principio todos anestesiados, después con la resaca se empiezan a pagar las consecuencias.

La sola gráfica de la creación de la masa monetaria lo muestra todo.

St. Louis Fed M1

En palabras simples: entre más imprimen dólares, menos valen. Como todos queremos evitar perder nuestro valor, pues compramos cosas que lo retienen como acciones, bonos, propiedades, tierras, arte, otras monedas, metales preciosos y criptomonedas.

Como todos lo queremos a la misma vez, el precio de todos estos activos sube. Por esto es que la vivienda viene subiendo de precio de manera imparable, al igual que los mercados accionarios, los metales y más aun las criptomonedas.

Todos estamos intentando que nuestros ahorros e inversiones retengan su valor, pues la impresión de dólares nos está “empobreciendo”.

La vida YOLO : un mundo de represión financiera

Ante este panorama en que hay tanta masa monetaria, o liquidez en el mercado, las tasas de intereses están en mínimos históricos. Ya no se puede ahorrar en el sistema financiero como nos enseñaron, pues no hay un producto seguro que rente algo remotamente interesante para los que históricamente conocíamos.

Los ingresos vienen siendo cada vez más limitados frente a la velocidad en la que incrementan los costos de vida. Los indicadores de inflación no muestran la realidad de muchas familias. Los costos de salud, educación y vivienda poco tienen que ver con las estadísticas oficiales.

Para un joven, el precio de acceder a una vivienda se ha convertido en algo prácticamente inalcanzable en buena parte del mundo.

El YOLO trading life es resultado de una economía mundial que ha dejado de crear oportunidades para muchos, a causa de la mega concentración de riqueza que han logrado las Big-Tech, donde hay un solo ganador en cada mercado, no hay espacios para números 2.

Los trabajos manufactureros han desaparecido en occidente y lo seguirán haciendo debió a la concentración productiva en China y que durante la pandemia mostró que era el único país con industria capaz de suplir mascarillas y ventiladores. Al sector de servicios, la inteligencia artificial y la automatización le restan muchos puestos igualmente.

No todo es negativo de esta situación pues el exceso de capital está permitiendo el surgimiento de Startups en todos los campos, pero, la realidad es que la YOLO trading life es el resultado una actitud, un pensamiento en que ya no vale la pena crear, estudiar maestrías y ajustarse al sistema. Hay algo profundamente antisistema, pero esta vez, en vez de acampar en carpas en Wall Street protestando, están en sus casas, o en las de sus padres jugando sus ahorros en un casino.

Todas las historias que leí en el libro de Jaime Rogozinski tenían algo en común: el especulador, sentía que no tenía nada que perder arriesgándolo todo. Si lo perdió, lo perdió, pero si ganaba era un home-run. Nada hizo más para crecer la YOLO life style que los cheques de 2.000 USD que recibieron los ciudadanos americanos por el COVID-19, que en vez de consumirlos como era su objetivo, terminaron o ahorrados o jugados en bolsa, o mejor dicho en casino, y a su vez multiplicados por el apalancamiento que permiten los derivados financieros.

Así que la conclusión es que el mundo ya no es para los prudentes. Tener filosofía de manejo de riesgo está pasado de moda. No la tuvieron los bancos en 2008, con modelos como Black-Scholes y VAR de la teoría de portafolios moderna, que vienen fallando reiterativamente desde 1987, espectacularmente cuando cayó el fondo de los premios Nobel en economía LTCM en 1998 y desastrosamente en 2008 cuando se inventaron los Credit Default Swaps sobre las hipotecas de vivienda.

Los de Reddit sin todo el glamour, títulos de Harvard/Yale y oficinas con vista al río Hudson hicieron lo mismo desde sus teléfonos móviles.

En su filosofía, el mundo está “stacked against them”, esto quiere decir, contra ellos, entonces seguir las reglas de los Baby Boomers ya no hace ningún sentido. No tienen con qué pagar una casa, cubrir su deuda estudiantil ni ahorrar una pensión.

Why the fuck should I care about the system?’” – ¿por que carajos me debería importar el sistema?

Quizás su filosofía y gestión de riesgos la resume como nadie el artista 50 Cent.: «get rich or die tryin».

¿Hacia dónde nos dirigimos?

El riesgo sistémico de que estas prácticas se multipliquen, como está pasando con la plata (metal precioso) en que se viraliza un trade específico es bastante probable. Que los traders Retail sigan haciendo olas, es bastante probable.

Probablemente la SEC no haga nada que vaya contra los intereses de los grandes y que todo este episodio sea visto como un tema puntual. Lo que quizás pase es que se vuelvan mucho más exigentes en las garantías para dar una cuenta de margen para tener apalancamiento y entren procesos mucho más vigilados sobre a quienes les dan cuentas y a quienes no.

Cada vez es más frecuente el caso de traders que se suicidan o que amanecen con deudas gigantescas por operaciones que no comprendían y cuyos riesgos no calibraban.

El trading es como el boxeo, y la clave es más evitar que te hagan un Knock Out que hacérselo al otro. Sobrevivir para luchar otro dia. El YOLO es un esquema de todo riesgo, de una generación frustrada, aburrida y encerrada por las cuarentenas perpetuas.

En esta historia se combinan diferentes actores tales como los Redditers retail traders, los billonarios contra los fondos, los hedge-funds que son shorters y el resto que miramos esta historia desde la barrera. Detrás de toda la historia, es un sistema monetario que ya no funciona para las masas, y que hace más ricos a quienes ya eran muy ricos, y esto está generando un malestar muy profundo que hace que muchos piensen que el futuro no vale la pena.